lunes, 5 de mayo de 2014

Expiación

Vomitaré terrones acuosos y sanguinolentos
escupiré trozos de sólida  flema
tendré  tóxicas diarreas iridiscentes.

Expulsaré de mi cuerpo
la escoria acumulada
en todos estos años.

Llegaré hasta el borde del abismo,
me asomaré sin precauciones,
intentaré el salto.

Tal vez pueda regresar, 
el cuerpo lacerado por la caída,
pero el espíritu fortalecido.

Entonces, sólo entonces,
podré volver contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada