domingo, 19 de enero de 2014

El barro y la luz



En un charco de agua sucia
me reflejo.

Ese espejo me devuelve
una imagen fidedigna.

Aunque turbio, el charco
me interpreta.

Constato que entre el agua y el barro
la verdad se filtra.

La luz halla su camino
en medio de lo opaco.

Sabe esquivar las alcabalas
de lo oscuro.

La luz siempre prevalece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada