martes, 13 de marzo de 2012

Mi primer año como bloguero



El 14 de marzo este blog cumple un año. Un año de aciertos y desaciertos, de gratas sorpresas y una que otra decepción, de aprendizajes, de consolidación de un estilo, de relación con otros blogueros. Cuando lo comencé no estaba muy  claro sobre la orientación que le iba a dar, ni de cual era la dinámica en este tipo de sitios; tenía algún material disperso, sobre todo cuentos, y pensé darle un hogar más estable y visible que una carpeta olvidada en algún disco duro. Le puse un nombre acorde a mis principales aficiones, y procuré colgar artículos que tuvieran que ver con ellas, de manera equitativa. Me impuse como meta publicar algo de manera interdiaria, ya que había leído sobre la importancia de mantener "vivo" el blog. E hice lo que se acostumbra, utilizar las redes sociales para promocionarlo. Con el transcurso del tiempo esa pretensión original se hizo difícil de sostener por razones de tiempo; el ritmo de publicaciones bajó su frecuencia, y por lo general cuelgo una o a lo sumo dos entradas a la semana.

Un año después, puedo documentar con ciertos números el resultado obtenido:
  • 110 artículos publicados
  • Alrededor de 8.000 visitas (aproximadamente 20 diarias)
  • 33 afiliaciones
  • 160 comentarios 
  • Visitantes de los 5 continentes
  • Dos narraciones en desarrollo.
En la inmensidad del mundo virtual estos números son ínfimos, casi imperceptibles. Pero para mí significan mucho. Significan la existencia de algunos lectores fieles quienes están pendientes de mis artículos, y que disfrutan ya sea con las fotografías, las recetas de cocina, las minicrónicas urbanas, las reseñas de eventos musicales, o las ficciones que suelo publicar cada sábado. A todos ellos, a todos ustedes, les agradezco sus visitas, sus lecturas y sus comentarios, que son lo que más aprecio pues me dan chance de mejorar y corregir. Sobre todo aprecio las críticas, ya que resultan mucho más útiles que los elogios. Espero poder continuar con este proyecto personal, cuya finalidad es la de proporcionar distracción e información a sus lectores, así como dar a conocer mis modestos escritos a los cibernautas que de cuando en cuando recalan en esta bahía virtual.Por lo pronto, los invito a seguir frecuentando este blog, trataré de no defraudarlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada