domingo, 2 de noviembre de 2014

Tonta glosa de las colas




En el país de las colas
no se consigue alimento;
para lograr el sustento
tenemos que echarle bolas.


Se nos pasa el tiempo
y gastamos la suela e las cholas
procurando encontrar bastimento
en el país de las colas.

Y causa enorme extrañeza
que el pueblo luzca contento;
además de la enorme pobreza
no se consigue alimento.

La gente se forma ordenada
cual si fuera regimiento
y no osa decir es nada
para lograr el sustento.

Mientras los enchufados
toman güisky con cola
nosotros los asalariados
tenemos que echarle bolas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada